19 DE MAYO, 2020

Cuestiones no resueltas respecto de las Locaciones Comerciales de PyMEs

ARTíCULOS

EL DERECHO EMPRESARIO EN TIEMPOS DEL CORONAVIRUS – IJ EDITORES

El 12 de marzo de 2020, a través del Decreto 260/2020, el gobierno nacional estableció una serie de medidas para paliar el impacto del coronavirus en el país. En este decreto se replicaron medidas que ya estaban siendo aplicadas en los países afectados por el nuevo virus, especialmente el aislamiento social obligatorio de 14 días para aquellas personas que hubieran vuelto de algunos de los países con transmisión activa del virus y para quienes hubieren dado positivo del COVID- 19, así como la suspensión de vuelos internacionales. Rápidamente, se fueron reforzando las medidas, como la suspensión de clases en todos sus niveles (Resolución 108/2020) y licencias laborales para aquellas personas dentro de los denominados grupos de riesgo, mayores de 60 años, embarazadas y personas con enfermedades preexistentes (Resolución 207/2020). Siendo necesarias mayores medidas para poder contener la propagación del virus, el gobierno nacional decretó la cuarentena total y obligatoria a través del decreto de necesidad y urgencia 297/20 publicado en el Boletín Oficial el 20 de marzo de 2020[i].

Antes de la cuarentena total, a través del decreto 148/2020, la Ciudad de Buenos Aires, ya había procedido a la regulación de las reuniones de determinada cantidad de personas. Se suspendieron las actividades en teatros y cines y se limitó la cantidad de gente en bares, restaurants y shoppings.

Todas estas medidas tenían una intención: evitar la circulación de gente para evitar que se propague el virus. Y fue justamente esto lo que empezó a generar problemas en los negocios. A las empresas se les empezó a hacer difícil cumplir con las obligaciones contractuales que habían sido pactadas sin siquiera poder imaginar una situación de pandemia mundial. El hecho de no poder recibir el mismo caudal de clientes, debido a la situación de aislamiento –primero recomendado y luego obligatorio- redujo la actividad a un nivel cercano a cero en varias industrias. Esto tuvo un especial impacto en los contratos de locaciones comerciales, que desde las primeras medidas promulgadas por los gobiernos tanto nacional como municipal y/o provincial, se vieron afectados por haber quedado afectada la actividad comercial.

El gobierno nacional previó una medida específica para proteger a las micro, pequeñas y medianas empresas (en adelante “PyMEs”) en este ámbito, a través de un decreto de necesidad y urgencia: el DNU 320/2020 (el “DNU”). El DNU, que se publicó en el Boletín Oficial el 29 de marzo de 2020, ha previsto el congelamiento de cuotas y la suspensión de los desalojos hasta septiembre de este año, para las locaciones residenciales y comerciales en caso de PyMEs, profesionales independientes y monotributistas…

Capítulo incluido en el eBook “El Derecho Empresario en tiempos del Coronavirus”. Director: Dr. Sebastián Balbín. Disponible en https://ar.ijeditores.com/index.php?option=publicacion&idpublicacion=584

Palabras clave: Real Estate

Cuestiones no resueltas respecto de las Locaciones Comerciales de PyMEs
Ver en el sitio de Información Jurídica Editores